PBJ – Baloncesto en Manila

Saltamos del Jeepney modificado a medida, equipado con un aro portátil de baloncesto y nos dirigimos a un predio baldío.

Saludamos a los chicos chocando los cinco y con cálidos apretones de manos a los adultos. Nos abrimos paso entre los callejones de chozas improvisadas de dos y tres niveles, algunas apenas del ancho de los hombros. El aire era fresco y perfumado con el olor de la ropa lavada con esmero, goteando.

Andábamos por allí con Mark y Ruth McDowell, visitando una de las muchas áreas a las que ellos visitan semanalmente, a veces hasta seis al día. Con ellos estaban seis compañeros de trabajo filipinos que juntos forman el equipo filipino Baloncesto para Jesús (PBJ). Con los balones y aros portátiles de baloncesto en mano, se apretujan para entrar a la casa de un creyente local para orar.

Más zigzaguear por callejones y sobre un puente y la luz del atardecer entra a raudales a la cancha de baloncesto. Los niños han vuelto de la escuela y la zona está animada.

Reúnen a los niños para una oración al estilo de un equipo deportivo y luego, pasan directamente al calentamiento bien entrenado. Después, pasan a una competencia de encestes. Comienzan a sonar las canciones góspel llenas de energía en un equipo de sonido portátil y los equipos pausan para cantar con sus movimientos. Hay una breve charla bíblica de parte de Jayson, un joven filipino del equipo local, un versículo para memorizar y el rap góspel de PBJ. Mientras tanto, Mark y Ruth charlan con algunos de los adultos y adolescentes.

Luego comienzan los juegos importantes, en donde algunos de los chicos mayores presumen algunas de sus habilidades impresionantes en el manejo de la pelota y sus estilosos tiros con saltos. El partido va en cuenta regresiva y el sonido de un silbato coincide con el silbido tan satisfactorio de la bola pasando por la red, acompañada de muchas porras y choques de puño.

El equipo de PBJ se despide lentamente y se dirige a la siguiente cancha en una área vecina y al siguiente club bíblico. Es de ritmo rápido, lleno de energía y emocionante.

A veces es ‘CCC’ — cerveza, canastas y charlas de la Biblia con los hombres que se sientan a beber y a apostar en los juegos de adultos.

A veces se reúnen y juegan con los adolescentes; a veces, son niños más pequeños, a los que se les explica el significado del evangelio detrás de la bola de baloncesto de color verde (creación/vida), negro (pecado), rojo (sacrificio), blanco (perdón), dorado (cielo).

Mark ora para que, tal y como los jóvenes se hacen pases con la pelota en el partido, así puedan transmitir las buenas noticias a otros, quienes a su vez transmitirán las buenas noticias a más personas.

Es así como Dios ha estado usando a Mark y a Ruth. ¿Cómo lo usará a usted?

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.