about-omf-section-now-chinese

AHORA

Somos una comunidad global de Cristianos con el corazón puesto en Asia Oriental.

Sirviendo a la iglesia, compartiendo el evangelio.

Nuestro trabajo es tan diverso como las comunidades y ciudades a las que alcanzamos. Desde sembrar iglesias hasta el manejo de empresas. Desde la práctica de la medicina hasta la formación de profesores para escuelas dominicales.

En cada área de la vida, nuestro objetivo es presentar las buenas noticias de Jesús – de una manera que sea adecuada para la cultura y a largo plazo.

“La misión mundial no es una competencia. Somos asociados en el enviar a las iglesias a nivel global. Con iglesias locales en toda Asia Oriental. Y con Cristianos con ideas afines y agencias misioneras donde sea que ellas estén.”

Dr. Patrick Fung, Director General, OMF

about-omf-section-then-chinese

ENTONCES

En 1865 Hudson Taylor fundo la China Inland Mission (Misión al interior de China, por sus siglas en Inglés CIM) y oró por “Trabajadores voluntariosos y hábiles” que se unirán a él. Con tan sólo 10 Libras Esterlinas y “todas las promesas de Dios”. Él oraba con consistencia y Dios satisfizo todas sus necesidades.

En 1866 Hudson Taylor, su esposa e hijos y 16 misioneros partieron de Inglaterra hacia China.

Hudson Taylor creía que el evangelio echaría raíces sólo sí los misioneros estaban dispuestos a identificarse con la cultura de las personas a las que querían alcanzar.

Nosotros también creemos esto. 150 años más tarde, nuestro trabajo continúa con el mismo espíritu pionero. La misma visión. El mismo deseo de ver florecer a un testigo Cristiano auténtico en toda Asia Oriental. En asociación con iglesias locales, en todo el mundo.

“He descubierto que hay tres etapas en cada gran obra de Dios: primero, es imposible, después es difícil, entonces está hecho.”

Hudson Taylor, fundador

about-omf-section-next-chinese

PRÓXIMO

El Budismo y el Islamismo influyen sobre gran parte de Asia Oriental. El sintoísmo le da forma a Japón, el Confucianismo y el Comunismo le dan forma a China. Millones son ateos. Muchos más siguen las religiones tradicionales. ¿Pero qué hay de Jesús? ¿Su iglesia, Su mensaje? En algunas naciones, la iglesia está creciendo rápidamente. En otras, las personas se están abriendo lentamente. Sin embargo, muchos del millardo de Asia Oriental no han oído nunca las buenas nuevas acerca de Cristo. Con frecuencia, las iglesias locales carecen de los recursos para llegar a los no alcanzados. Como OMF, nosotros continuamos por ellos.

about-omf-section-worker

“Yo estuve orando para comenzar un centro de capacitación, un lugar donde las personas pudieran aprender habilidades profesionales y también escucharan acerca Jesús. Un lugar donde pudiéramos crecer juntos como discípulos.”

Los asociados de OMF describiendo cómo ella comenzó una microempresa en el Desierto de Gobi, Mongolia

Nuestra Visión

A través de la gracia de Dios, aspiramos ver un movimiento bíblico autóctono en cada uno de los grupos de personas de Asia Oriental, evangelizando a su propia gente y extendiendo su misión a otros pueblos.

Nuestra Misión

Nosotros compartimos las buenas nuevas de Jesucristo en toda su plenitud con los pueblos de Asia Oriental para la gloria de Dios.

Como una misión de evangelización, en comunión con las iglesias locales en muchos países, estamos llamados a ser una comunidad de adoración, oración y cuidado, comprometida con la evangelización a nivel mundial. Nos regocijamos en nuestra asociación con las iglesias locales en todos los continentes y oramos que Dios nos haga una confraternidad humilde, vigorosa y atractiva, trayendo las buenas nuevas especialmente a aquellos que nunca han escuchado hablar de Jesucristo.

1. Nosotros CONFIAMOS en Dios

Orar es una expresión de nuestra fe, es una parte integral de nuestra vida y servicio

Dependiendo en Dios para vivir en santidad, fruto de nuestro trabajo y para todas las necesidades

Invitando a otros a unirse a nosotros en una vida de fe y oración

2. Nosotros somos una COMUNIDAD

Seguimos juntos nuestra visión y misión

Cuidando y apoyándonos los unos a los otros y compartiendo recursos

Alentando y mejorando las eficiencias de cada uno de nosotros

3. Somos Apasionados en alcanzar a los NO ALCANZADOS

Manteniendo un enfoque claro en las fronteras olvidadas

Evaluando e innovando constantemente, alineados con nuestra visión

Asumiendo riesgos a través de la oración y perseverando en la tarea

4. Nosotros Practicamos el Ministerio de la ENCARNACIÓN

Identificándonos con las personas y viviendo un estilo de vida apropiado

Aprendiendo culturas, idiomas y la visión mundial

Trabajando de tal manera que aliente a los movimientos indígenas

5. Nosotros nos ASOCIAMOS en el Ministerio

Con el envío de Iglesias a nivel global

Con Iglesias locales en el contexto del ministerio

Con Cristianos y agencias misioneras afines

6. Nosotros nos GUIAMOS desde el contexto del MINISTERIO

La estrategia es desarrollada por aquellos comprometidos en el ministerio

Las estructuras, administración y políticas están diseñadas para servir al ministerio

En Casa y en el Campo Laboral se trabaja en conjunto para lograr los objetivos del ministerio

7. Nosotros Celebramos la UNIDAD EN LA DIVERSIDAD

Valorando la diversidad que Dios nos ha dado – tales como étnica, denominaciones, generacional, personalidad, dones, género

Respetándonos los unos a otros y manteniendo nuestra unidad en Cristo

Fomentando unidad y cooperación entre los Cristianos

A la luz de nuestra naturaleza como una Misión Cristiana Internacional, intercultural comprometida en glorificar a Dios mediante la urgente evangelización de los millones de Asia Oriental, y por el bien de clarificar e integrar en todos nuestros trabajos y relaciones, humildemente declaramos las siguientes verdades fundamentales de la fe y la misión Cristiana:

  1. Creemos en el Dios único, santo, soberano, creador y redentor, que existe eternamente en tres Personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
  2. Creemos en la inspiración divina y en la entera confiabilidad de la Biblia, sus enseñanzas infalibles y su autoridad suprema en todos los asuntos de fe y conducta; y su valor normativo para todos los pueblos, en todo momento, en todas las culturas. Creemos que todas las personas, sin distinción, son hechas a la imagen de Dios, pero todos son ahora pecadores y han incurrido tanto en la ira santa de Dios, como en su propia vergüenza y culpa. Por lo tanto, todos están en absoluta necesidad de redención.
  3. Creemos en Jesucristo nuestro Señor, el Hijo de Dios encarnado, único Dios-hombre y el único Salvador. Creemos en Su nacimiento virginal, vida sin pecado, muerte como sacrificio, resurrección corporal y ascensión. Creemos que Él ha logrado la derrota final de Satanás y todos los poderes del mal.
  4. Creemos en la justificación de los pecadores por la gracia de Dios, a través de la fe en Cristo solamente.
  5. Creemos en el Espíritu Santo y Su obra de convicción, regeneración, santificación y reavivación. Él guía y empodera a individuos e iglesias en su servicio a Dios y a todas las personas.
  6. Creemos en la unidad y el sacerdocio de todos los creyentes, que juntos forman la iglesia única, santa, universal y apostólica.
  7. Creemos en el regreso visible y personal de Jesucristo, en poder y gran gloria para juzgar a los vivos y a los muertos. Creemos que las Escrituras, que establecen sólo dos destinos para la humanidad; la perspectiva gozosa de la vida eterna en la presencia de Dios, para aquellos que han recibido a Cristo, y la perspectiva agonizante de la separación eterna de Dios para aquellos que lo han rechazado.

Start typing and press Enter to search