Diáspora: Oración 5x5x5

Lo invitamos a orar por los pueblos de la diáspora de Asia Oriental, durante cinco minutos al día, durante cinco días, por CINCO ÁREAS ESTRATÉGICAS. Sus oraciones abrirán puertas de maneras poderosas, animarán a los creyentes, desatarán fortalezas y traerán gran gloria a Dios.

“Las personas están en movimiento como nunca antes. La migración es una de las grandes realidades globales de nuestra era.” –Declaración de Ciudad del Cabo

Trabajadores migrantes del Sudeste Asiático en Hong Kong. Chinos en Kansas. Estudiantes japoneses en Oxford. Voluntaria o involuntariamente, los asiáticos del este están moviéndose por fronteras geográficas y la iglesia global está extendiéndose hacia ellos. Muchos de estos asiáticos del este volverán a su país natal. Antes de volver, ¿estarán preparados para prosperar como cristianos cuando estén en casa? Únase a un movimiento de intercesores que oran por esta fuerza de misiones móvil, global.

Día uno

En movimiento

Hoy hay más de 244 millones de migrantes alrededor del mundo. Esta cifra es la más alta en la historia. Del total de la población migrante, 85 millones son de Asia Oriental. Es común que las personas estén más abiertas al evangelio cuando están en un país nuevo. ¡Ore que estos asiáticos en movimiento escuchen el evangelio y crean!

  • Señor, que cada estudiante internacional que estudia en el extranjero tenga la oportunidad de escuchar el evangelio y sea invitado a la relación dadora de vida con Cristo.
  • Señor, muchos asiáticos de la diáspora vienen de comunidades sin una sola iglesia. Tráelos a la fe mientras que están en el extranjero y úsalos para encender un gran movimiento entre su pueblo.
  • Señor de la cosecha, conecta a los visitantes de Asia Oriental con cristianos y con la iglesia. Pon en ellos el entusiasmo por explorar la verdad de tu evangelio.
  • Señor, al menos un cuarto de las víctimas del tráfico humano en EUA vienen de Asia Oriental. Oramos por libertad y sanidad.
  • Señor, quienes hacen la transición a una cultura nueva con frecuencia están deprimidos, solitarios o confundidos. Revélate a ti mismo por medio de la escritura, de sueños y del testimonio de tu pueblo.

Día dos

Recibir al extranjero

Mudarse a una tierra nueva puede ser desorientador. La iglesia tiene una gran oportunidad de mostrar el amor de Cristo al recibir a los extranjeros y al ayudarlos a ajustarse a su nuevo entorno. Recibir a los recién llegados en el aeropuerto, ayudarlos a instalarse y ajustarse a su vida acá, invitarlos a una comida y ayudarlos con el inglés o con habilidades para el desarrollo de su carrera son todas maneras con las cuales la iglesia puede extenderse en amor.

  • Señor, ayuda a la iglesia a ser osada para dar testimonio y alejarse de la indiferencia, del estar atareados o de tener un enfoque hacia lo interno.
  • Señor, usa la capacitación intercultural de OMF en las iglesias y con ministerios estudiantiles para preparar a tu pueblo para el evangelismo y el discipulado con los asiáticos.
  • Señor, quita todas las barreras que escudan a los asiáticos del este impidiéndoles escuchar la verdad del evangelio. Ayúdalos a ver que la cruz puede quitar su vergüenza y restaurar su relación con Dios, el Padre.
  • Señor, oramos por citas divinas para quienes llegan a países nuevos. Que conozcan misioneros, iglesias, ministros de campus universitarios, y cristianos locales que estén ansiosos por compartir las buenas nuevas del evangelio con ellos.
  • Señor, usa la enseñanza del inglés, de los servicios para el desarrollo de su carrera y otras actividades diversas de extensión para llevar a muchos recién llegados a Cristo.

Día tres

Evangelismo y discipulado

Así como el Padre envió a su Hijo al mundo, así Él nos envía a nosotros. Anhelamos ver que el movimiento mundial de asiáticos del este sea discipulado y enviado a su propio país, así como a otros pueblos necesitados del evangelio.

  • Señor, levanta a más trabajadores para que alcancen a los cientos de miles de trabajadores migrantes del sudeste asiático que sirven en Taiwán, Hong Kong y Singapur como ayudas domésticas y obreros.
  • Señor, te alabamos porque los japoneses a menudo sienten más libertad al explorar el cristianismo cuando están en el extranjero debido a que hay menos presiones sociales. Da a los nuevos creyentes japoneses la visión de extenderse hacia otros, convirtiendo a los discípulos en hacedores de discípulos.
  • Señor, oramos por corazones abiertos entre el medio millón de tailandeses que viven fuera de Tailandia. Que entiendan quién es Jesús.
  • Señor, levantamos a los cristianos en África que están siendo capacitados para compartir el evangelio con los 2 millones de chinos que viven y trabajan en África. Señor, ayuda al equipo de OMF en Kenia a equipar a las iglesias locales para extenderse hacia estos chinos.
  • Señor, muchos en la diáspora asiática quieren prepararse teológicamente para el ministerio antes de volver a su tierra natal. Que muchos más asiáticos puedan acceder a la capacitación teológica que los equipará para las misiones y el ministerio.

Día cuatro

Los desafíos de volver

Los asiáticos del este tienden a ser abiertos al evangelio mientras están en el extranjero y muchos se entregan a Cristo. Desafortunadamente, sabemos que más de 80 por ciento de los nuevos cristianos de Asia Oriental que vuelven a sus países natales (“retornados”) no continúan en la iglesia. Algunas causas incluyen las presiones sociales, expectativas familiares, grandes cargas laborales y el no conectarse con una iglesia local.

  • Señor, que las iglesias y campus de ministerios animen a los retornados a recibir capacitación en conferencias y seminarios de OMF para ayudarlos a prosperar como cristianos en su país.
  • Señor, gracias por las redes que asisten a los nuevos creyentes a encontrar y a integrarse en iglesias nuevas en sus países de origen.
  • Señor, oramos contra todos los esfuerzos del enemigo por arrebatar la palabra de Dios que ha sido sembrada en los corazones de los estudiantes internacionales al volver ellos a casa.
  • Señor, ayuda a las iglesias en Asia a conectarse singularmente con los estudiantes retornados y bendice a las nuevas iglesias plantadas que se enfocan específicamente en los retornados.
  • Señor, al volver los cristianos retornados a sus países natales, pon carga en sus corazones por acoger a los muchos extranjeros en ciudades asiáticas, así como ellos fueron acogidos por los cristianos acá.

Día cinco

Unidad e integración

Nuestro mundo hoy a menudo es hostil hacia los extranjeros; el miedo, la sospecha, los malentendidos y los prejuicios a menudo dividen a los grupos diferentes. La iglesia celebra la diversidad y el evangelio proclama que quienes están lejos sean hechos cercanos por la sangre de Cristo. Ore por la unidad e integración que se está llevando a cabo por medio del evangelio.

  • Señor, oramos contra el temor, la sospecha, los malentendidos y prejuicios que dividen las culturas e, incluso, a las generaciones de inmigrantes unos de otros.
  • Señor, que la iglesia se regocije en la diversidad cultural y exhiba la unidad semejante a Cristo ante el mundo.
  • Señor, te alabamos por el crecimiento de la comunión bicultural afro-china en Nairobi y oramos por los esfuerzos de los cristianos africanos y chinos por modelar la unidad del cuerpo de Cristo.
  • Señor, oramos por unidad entre las diversas iglesias y campus ministeriales, por colaboraciones fuertes a favor del evangelio y por un espíritu de servicio unos por los otros.
  • Señor, que la oportunidad de ministrar a las poblaciones en diáspora permanezca abierta. Que la iglesia haga resplandecer la luz de Cristo en estos tiempos inciertos.

PASOS SIGUIENTES

¿Está atrayéndolo Dios a una oración más enfocada o a participar con grupos de personas en diáspora? Considere maneras adicionales para nutrir el amor de Dios entre estas personas.

ORE. Colabore en oración con lo que Dios está haciendo entre los grupos en diáspora. Visite omf.org/diaspora o siga a OMF en Facebook para ver más recursos de oración, noticias e historias.

DÉ. ¿Está Dios instándolo a invertir en ministerios para retornados de la diáspora? Para conocer más acerca de cómo apoyar a las personas o proyectos relacionados con los retornados de Asia Oriental, comuníquese a drm.enquiry@omfmail.com.

COLABORE. Los ministerios para los grupos de personas en diáspora son posibles por el trabajo tan importante de movilizar la oración y de levantar a otros trabajadores. La tarea inconclusa apoya estos esfuerzos importantes. Para colaborar con La tarea inconclusa, visite omf.org/thetaskunfinished.

SEA VOLUNTARIO. ¿Lo está inquietando Dios para dar el siguiente paso? Considere una oportunidad para ser voluntario en Bridge Asia. Usted puede ayudar a coordinar un retiro para retornados o extenderse hacia los asiáticos en los campus, o ayudar con capacitación intercultural. O, hable con su iglesia acerca de llevar a cabo un día de capacitación para el ministerio para retornados de la diáspora a fin de ayudar a involucrar a su congregación. Comuníquese con su centro local de OMF para más información acerca de cómo ser un voluntario.

Continúe su viaje de oración y ore por la gente de Vietnam.

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.