¡Quédate un poco más!

Cuando Jesús envió a sus apóstoles al mundo con el mandato «Id y haced discípulos…», no dijo «y regresad inmediatamente», así que este es un llamado para QUEDARSE un poco más.

Algunos se desaniman ante varias dificultades y regresan a casa. Tal vez el idioma del país les parezca imposible. O la cultura. O quizás la dificultad del evangelismo. Pero como Jesús le dijo a Pablo: «Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad» (2 Corintios 12:9). Por favor, ven con determinación para QUEDARTE un poco más.

Dios está comprometido en enseñarnos algunas cosas. Una de ellas es la humildad. Estoy convencido de que nadie es usado por Dios lejos de casa sin ser antes humillado. Tal vez has fallado, tenido dificultades con tus compañeros de equipo o sido imprudente. Quieres escapar del dolor y regresar a casa.

Pero entonces Dios comenzará todo de nuevo contigo en un lugar diferente. «Para vuestra corrección es la cual soportáis; Dios os trata como a hijos. Porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no corrige?» (Hebreos 12:7). Por favor, ven con esa expectativa, sé paciente bajo la mano poderosa de Dios y QUÉDATE un poco más.

Algunos vienen por un corto período para ver cómo es el país. ¡Esto es muy bueno y los recibiremos con los brazos abiertos! Pero no pienses que realmente podrás ‘probar tu llamado’ con un viaje así. Si tu iglesia local ha reconocido tu llamado para ministrar al pueblo de Dios y evangelizar, entonces por favor ven y QUÉDATE toda tu vida.

Algunos piensan que un viaje misionero corto satisfará a Dios y los liberará de sus responsabilidades por el resto de sus vidas. Sin embargo, el Señor dijo: «Ninguno que poniendo su mano en el arado mira atrás, es apto para el reino de Dios» (Lucas 9:62). Cambia tu pensamiento y QUÉDATE hasta que Él lo decida.

Somos pecadores débiles salvados por gracia, y convertirnos en misioneros no nos otorga automáticamente inmunidad al pecado ni confiere resistencia. Todo es misericordia desde el trono de la gracia. Y si después de 36 años puedes decir con nosotros, ‘me QUEDÉ un poco más’… entonces la GLORIA PERTENECERÁ SOLAMENTE A DIOS.

Rod, un misionero de OMF

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.