Poder, amor y dominio propio: una reflexión de Patrick Fung

Muchos de nosotros estamos con temor en estos tiempos, y es muy entendible. No obstante, el apóstol Pablo anima a Timoteo con las siguientes palabras en su segunda carta,

Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina” ( 2 Timoteo 1:7, NTV). 

El temor que está nosotros debido a la actual pandemina no solo aplica a los tímidos, como Timoteo, sino que a todos. El temor es real y mucha veces nos paraliza. 

Si bien el efecto perjudicial del virus se ha vuelto global, la gracia de Dios sobre nosotros es universal. Pablo nos anima con estas palabras, “Dios nos ha dado…”. Nadie está excluido de la gracia de Dios. Y en él encontramos una tríada de gracias: poder, amor y autodisciplina. 

Primero, el poder no viene de nosotros mismos, sino que de lo alto cuando clamamos a nuestros Dios, nuestro Abba Padre. El Espíritu que recibimos no nos hace esclavos del temor, sino que nos transforma en  sus hijos por medio de la adopción. Clamamos “Abba Padre” (Romanos 8:14-15). Tenemos un Padre celestial que se preocupa de nosotros, por lo tanto, no podemos paralizarnos por el temor. 

Segundo, el espíritu de amor no solo tiene la necesidad de contrarestar el virus físico, sino que también el virus del odio y los prejuicios, que es igual de contagioso y destructivo. Más aún, en este momento, como pueblo santo de Dios, estamos llamados a servir con entrañable misericordia, benignidad, humildad, mansedumbre y paciencia (Colosenses 3:12). 

Tercero, se nos ha dado el espiritu de dominio propio o autodisciplina. Probablemente todos los planes que tenemos para los próximos meses se verán interrumpidos, si es que ya no han sido cancelados. Mientras tomamos decisiones dificiles, Dios nos prometió darnos un espíritu de dominio propio para tomar sabias y apropiadas resoluciones. 

Sí, quizás tengamos temor por causa del virus. Pero Dios, por su gracia redentora, nos capacitará para seguir dando lo mejor en nuestro servicio, llenos de poder de lo alto, amor para dar a otros y dominio propio para tomar sabias decisiones. 

Patrick Fung
Director General de OMF

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.