Noticias e historias

ព័ត៌មាននិងរឿងផ្សេងៗ

«Pastor, Dios me llamó a las misiones.» 6 pasos a seguir para los líderes de iglesias

Cuando uno de los miembros de su iglesia le comparte que quiere servir en el extranjero, ¿qué pasos debe tomar usted? Andy Stevens, trabajador de OMF y quien ha estado apoyando a candidatos a misioneros e iglesias de países europeos pos-católicos y pos-comunistas por muchos años, comparte seis áreas que quizás querrá considerar.

Podría comenzar como una llamada. O un mensaje de texto. O una plática rápida después de la iglesia. Pero, cuando sucede, usted se da cuenta de que es el inicio de una cantidad considerable de trabajo.

Usted es un pastor ocupado, con una iglesia que ha estado bastante bien recientemente. El curso evangelístico que llevaron a cabo ha resultado en algunos nuevos creyentes y algunos bautismos. Aquel anciano de la iglesia tan complicado encontró trabajo en otra parte del país. Hace poco que usted pudo entregar el trabajo con jóvenes a un entusiasta miembro de su iglesia. Y ahora esto.

“Pastor, pienso que estoy siendo llamado a las misiones.”

Usted sonríe. Usted anima. Pero hay miles de preguntas que dan vuelta en su cabeza. Nadie en su iglesia en el pequeño pueblo de Polonia occidental ha ido en misiones jamás.

“Hablé con una agencia misionera y me dijeron que hablara con usted.”

Es peor de lo que imaginó. Esta encantadora persona, miembro de su iglesia, ya ha involucrado a una agencia externa en la conversación. Y ahora quieren involucrarlo a usted.

“Qué maravilloso,” dice usted. “Hagamos una cita para platicar.”

Y así comienza.

Por un lado, esto es fantástico. El discipulado del miembro de su iglesia, llamémoslo Alex, ha progresado al punto de estar dispuesto a sacrificar sus circunstancias actuales para servir a Jesús en el extranjero. Por otro lado, Alex lo hace todo: adoración, bienvenida, predicación, ministerio para niños. ¿Cómo reemplazarlo? Y luego… presupuesto: usted no tiene idea de cuánto será, pero sabe que será mucho.

¿Qué hacer a continuación?

Acá hay seis áreas para considerar:

  1.  Discernimiento en oración: Ya hizo bien lo primero. Han acordado una cita con Alex. Bravo. La agencia misionera estará muy emocionada inicialmente. He aquí a una persona que quiere unirse a su equipo. Más adelante, habrá un proceso riguroso de inscripción, pero la primera reacción es de emoción. Usted no necesita ser igual. Platique con Alex. Anímelo, pero haga preguntas.

Determine en dónde se originó este deseo – ¡puede ser que sea resultado de algo que usted mismo predicó! ¿Será un deseo repentino que pronto pasará?

¿O acaso fueron sembradas las semillas hace tiempo? ¿Es este en realidad un ‘llamado misionero’ o es solo un escape a las circunstancias actuales?

Si usted es casado, involucre a su cónyuge en la conversación. O a otro líder. Cuatro orejas son mejor que dos. Y oren juntos. En particular, escuchen cómo ora Alex: ¿está su corazón a favor de los perdidos o de sus propias aventuras?

  1. Predique la paciencia: La mayoría de los candidatos a misioneros son entusiastas y están dispuestos a proceder. Tienen esperanzas poco realistas de que las cosas avanzarán rápido. No es así. Si usted discierne que este es un llamado genuino para el largo plazo en el ministerio, recuérdele a Alex que estas cosas toman tiempo. Tres años no es inusual. Y si se requiere asistir a capacitación en un seminario bíblico primero, será más tiempo. Alex tendrá que aprender el arte de esperar y usted tendrá que apoyarlo en el proceso.
  2. Sea mentor y dé su apoyo: Esta persona podría ser usted, pero también puede asignar a alguien más que sea el mentor y apoye a Alex. Si usted tiene un comité de misiones en su iglesia, haría sentido pedir que uno de ellos lo haga. Tal vez le gustaría hacerlo usted mismo, pero usted sabe el poco tiempo que tiene siendo pastor. ¿Es esa una ambición realista? ¿O sería mejor que alguien más, alguien en quien usted confía, sea la persona con la que se comunique Alex? Esta persona también presentaría las necesidades de oración de Alex a la iglesia para asegurarse de que Alex sea llevado en oración con regularidad.
  3. Prepare a su iglesia: ‘Ir’ como misionero es lo que Alex hará. ‘Enviar’ misioneros puede ser el trabajo de toda la iglesia. De hecho, debería ser el trabajo de toda la iglesia – incluso de los niños. Aunque Alex se irá en algún momento, seguirá siendo miembro de la iglesia. De hecho, él representará a su iglesia en su país de servicio. A su iglesia se le abrirán los ojos a las necesidades espirituales de otra parte del mundo. Esta es una oportunidad de oro para ellos. El ejemplo de Alex podría invitar a otros a realizar acciones evangelísticas más osadas en sus propios vecindarios. Y, ciertamente, la participación de la iglesia en ‘hacer discípulos de todas las naciones’, pasará al siguiente nivel.
  4. Dinero: Hudson Taylor, el fundador de OMF, era muy claro en que, cuando las personas actúan en obediencia a Dios, Él provee todo lo que se necesita. Usted probablemente tiene esa misma experiencia en su propia vida. Es muy apropiado que su iglesia apoye financieramente a Alex. Pero usted no necesita llevar esa carga. Es la carga de Dios, no suya. Una cosa práctica que puede hacer es presentar a Alex a iglesias en su red o en su pueblo para que se unan al gozo de esta actividad misionera. También podrían unirse al apoyo financiero. En esa misma línea, no se angustie por reemplazar a Alex en la iglesia. Dios conoce sus necesidades. Todos son vitales, nadie es indispensable.
  5. Colaboración: Finalmente, si Dios lo permite, Alex se irá al extranjero. Aunque seguirá siendo miembro de la iglesia, su contacto con él será menor y la rendición de cuentas de él hacia usted será diferente. Cuando usted les entrega a sus hijos a los Scouts el jueves en la noche, esa es una colaboración. Usted se reúne con la líder de los scouts. La conoce. Cuando hay preocupaciones, las comparte con ella y ella compartirá con usted las preocupaciones al respecto de ellos. Igual es con una agencia misionera. Esperamos que esta sea una colaboración nueva y muy satisfactoria para usted. En el extranjero, las agencias misioneras estarán cuidando a Alex. En casa, la agencia misionera, en sus días buenos, cuidará de usted. Esto no resultará en una comunicación que lo sobrecargue o abrume. Es una amistad amable. Ayudarse unos a otros a aprender y a crear el mejor paquete de apoyo para su misionero. En su primera conversación con Alex, platiquen de la agencia misionera. ¿Por qué contactó a esa agencia? Luego, investigue usted y de el primer paso. La agencia misionera estará feliz de recibir su comunicación. No necesita esperar a que sean ellos quienes le contacten.   

Y así continua.

Alex tal vez nunca viaje al extranjero. Tal vez se quede solo unos pocos años. O tal vez esta sea una carrera para toda su vida que dure más que el tiempo que usted será pastor. Pero, esperamos que ahora, cuando reciba esa llamada o mensaje en WhatsApp, usted tenga algunas ideas más de qué decir y cómo responder.

Quizás no haya tenido esta conversación. Pero oramos que un día la tenga. Usted es un pastor ocupado. Puede esperar a tener esta conversación. O puede alistarse anticipadamente. Hay muchas agencias misioneras que estarían felices de ayudarlo a pensar en enviar en misiones desde su iglesia. OMF definitivamente es una de ellas. Nos gustaría mucho saber de usted.

Comuníquese con un representante local de OMF si usted se encuentra en una situación similar.

Andy Stevens
Andy Stevens ha servido como Coordinador de Estrategia para OMF New Horizons en Europa y África desde 2016 y antes de ello, pasó 11 años en el Reino Unido reuniéndose con líderes de iglesia y candidatos como movilizador. Disfruta mucho de ayudar a las iglesias a encontrar la mejor manera de solidarizarse con sus misioneros.

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.