Paralizada, pero alabando a Dios

Aunty Mat solía tenerlo todo. Era una corredora de bienes raíces adinerada que vivía en Bangkok, Tailandia. Ella y su esposo tenían una casa, un auto, joyas y mucho dinero. Aunty Mat había oído hablar de Jesús y algunos amigos la invitaron a ir a la iglesia, pero ella no estaba interesada. Un día, sufrió un derrame cerebral, cayó y su vida dio un giro. Quedó paralizada.

Los meses y años siguientes los pasó yendo y viniendo al hospital. Aunty Mat gastó todos sus ahorros en tratamientos médicos. Ella y su esposo vendieron el auto, la casa y regresaron al pueblo. Dieciséis años después, todavía está paralizada. Sin embargo, fue en ese estado que se abrió a Jesús.

Aunty Mat vive a solo unas cuadras de la iglesia en Sawaeng Ha, Angthong. El equipo de plantación de iglesias la visitó y compartió el evangelio con ella. Ella aceptó a Jesús en su vida. Finalmente, experimentó paz y contentamiento.

Cada vez que la visitamos, nos saluda con una sonrisa y agradece al Señor. Está llena de la alegría del Señor a pesar de sus problemas físicos. Aunque sus posesiones terrenales son pocas, Jesús es suficiente para ella. Aunty Mat tiene todo lo que necesita.

Por Enkiat

Enkiat y su esposa, Anong, son misioneros de OMF sirviendo en Tailandia.

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.