Instituto bíblico y viajes misioneros de corto plazo

«Sawatdee kaa»

Así es como se saludan los tailandeses entre ellos y es una de las pocas palabras que aprendí a pronunciar correctamente en tailandés ;)

Mi nombre es Mirthe Kuiper, tengo veintidós años, nací y fui criada en Países Bajos. Hace tres años me mudé a Bélgica para estudiar teología en la Facultad Teológica Evangélica (ETF, por sus siglas en inglés), en Leuven. Este año inicié el programa de maestría aquí en Religión y Educación y el año pasado concluí mi licenciatura.

En el programa de licenciatura del año pasado tuvimos la oportunidad de ir a una pasantía, y yo tenía claro a dónde iría aun antes de comenzar la universidad. Yo sabía que quería hacer mi pasantía en el extranjero. Desde que era niña, leí y vi historias de misioneros y quería ser igual a ellos. Por eso, el año pasado finalmente pude experimentar la experiencia intercultural en Tailandia. Elegí combinar una pasantía para mi universidad con una colocación de Serve Asia con OMF, porque de esa manera uno no solo va al extranjero a una experiencia corta pero asombrosa, sino que OMF verdaderamente lo prepara y orienta a uno antes de ir y cuando uno vuelve.

En una de mis conversaciones iniciales con Kevin Buch de OMF Bélgica, oramos juntos y hablamos de las oportunidades y países a donde podía ir. No tuve una visión ni un sueño maravilloso en el que Dios me dijera con toda claridad a dónde debía ir. Pero, después de orar y pensar en ello, decidí ir a Tailandia por la iglesia pequeña pero creciente y porque uno puede evangelizar abiertamente allí. El primer mes de mi pasantía me alojé con David y Lila en ThaSala, al sur de Tailandia y los ayudé con el trabajo con estudiantes y a compartir el evangelio en una universidad. Dave y Lila también fueron mis mentores en la pasantía y me ayudaron y animaron mucho durante mi estadía en Tailandia.

La segunda semana me alojé en Nakhon si Thammarat y allí pude ver a las distintas iglesias y conocer a muchos misioneros en el sur. Me hablaron acerca de sus vidas como misioneros y de cómo habían plantado iglesias y evangelizado. Las distintas maneras en las que iniciaron iglesias y capacitaron a los líderes locales verdaderamente me interesó pues es un área en la que quiero hacer más investigación para mi maestría.

Ir a Tailandia me hizo evidente porqué estudié teología: para servir a Dios y para ayudar a construir su iglesia a donde sea que él me envíe. Mi tiempo allí no solo me motivó en mis estudios, sino que también me enseñó muchas cosas acerca de Tailandia y de trabajar en un equipo intercultural. Pero, por encima de eso, aprendí mucho acerca de Dios, su fidelidad hacia su pueblo y de la oración. Una cita de Oswald Chambers realmente me impactó durante mi pasantía y después, cuando me preguntaba si estaba haciendo suficiente o si alguna vez podría hacer lo suficiente para Dios y este mundo: ‘La oración no nos capacita para obras mayores, la oración es la obra mayor’. ¡Esta es una buena noticia para todos porque todos podemos hacer la obra mayor que existe en donde estamos y en donde estaremos! ¡Hoy quiero pedirle específicamente que ore por la iglesia tailandesa y los misioneros allá!

Mirthe Kuiper

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.