Lleve un diario de su viaje de misiones

No hay una manera correcta o incorrecta de llevar un diario. Es un reflejo de su relación singular con Jesús y solo requiere de compromiso de su parte hacer el tiempo para ello. Una vez decide que sí es una herramienta valiosa en su viaje con Él, podrá decidir cómo lucirá.

A nosotros nos gustan los diarios de viaje porque…

… lo ayudan a reflexionar en sus experiencias diarias. Esto ayuda a ver y entender el carácter de Dios, acerca de usted mismo y del mundo que lo rodea.

… brinda una oportunidad para que escuche la voz de Dios y aprenda las cosas que Él quiere enseñarle. Puesto que creemos en un Dios soberano que es Señor sobre todo el mundo y cada incidente que ocurre en nuestra vida, necesitamos tomar tiempo para examinar qué ocurre para poder entender. Escribir estas cosas en un diario nos compromete a examinarlas y permite que Dios nos hable a través de ellas.

… lo ayudan a ser honesto consigo mismo y con Dios. Los Salmos están llenos de comunicación valerosa, honesta con Dios acerca de todo tipo de dificultades y gozos en la vida. Aunque Él ya sabe cómo nos sentimos en todo momento, quiere que derramemos nuestro corazón delante de Él con vulnerabilidad y sinceridad. Escribir este diario nos ayuda a ver lo que ocurre en nuestro corazón, así como Él ya lo hace.

… nos permite recordar y, con ello, tener esperanza. Cuando tomamos el tiempo de ver en retrospectiva las cosas que Dios ya hizo en nuestra vida, las oraciones que respondió, los dones que dio o las pruebas en las que nos acompañó, nos anima a confiar en Él para el futuro. Hace que nuestra esperanza en Jesús se haga más grande porque tendremos más confianza en Su infalible amor y fidelidad. Nuestra historia de vida se convierte en la avenida con la cual verdaderamente podemos verlo, conocerlo y amarlo.

Anotar las preguntas

Estas son algunas preguntas e ideas para considerar al escribir su diario. Intente elegir tres o cuatro cada día para pensar y anotar durante su viaje de misiones.

  1. ¿Cuál es mi emoción o pensamiento dominante en este momento?
  2. ¿Por cuál aspecto del carácter de Dios me siento más agradecido hoy? ¿En cuál batallo más por tener confianza?
  3. ¿Cuál fue mi experiencia más significativa hoy?
  4. ¿En qué momento me sentí más satisfecho hoy? ¿Por qué? ¿En qué momento me sentí más frustrado? ¿Por qué?
  5. ¿Hay alguna historia que realmente quiera recordar? (Incluya sonidos, olores, paisaje, sentimientos, etc.)
  6. ¿Estoy demostrando amor a las personas a mi alrededor? ¿Cuál aspecto aprecio de esta diferente cultura? ¿Cuál aspecto me cuesta entender o aceptar?
  7. ¿Practiqué constantemente el habitar en la presencia de Dios hoy? ¿Amé a Dios con mis afectos y mis acciones? ¿Cuándo me encontré a mí mismo amándome más que a Él?
  8. ¿Qué aprecio de mis compañeros de equipo, líderes, cristianos nacionales, etc.? Si estoy teniendo conflictos con alguien, ¿estaré abordándolo de la manera que la Biblia enseña?
  9. ¿Qué escucho acerca de mí mismo? ¿Cuáles son esas cosas en las que me gustaría que Dios me ayudara a cambiar? ¿Qué quiero hacer de forma diferente mañana?

Ore y reflexione

“La oración no nos equipa para el trabajo más importante—la oración es el trabajo más importante.”  ~ Oswald Chambers

¿Qué es la oración?

Anote algunos pensamientos. Luego, trabaje en los estudios bíblicos a continuación al prepararse para su viaje de misiones.

Lea 1 Corintios 13:1-8

  • ¿Qué tiene que ver el amor con la oración?
  • ¿Por qué es más fácil orar con nuestro corazón distante?
  • Pablo dice que nuestras oraciones solo son ruido si no se originan de un amor sincero por Jesucristo y de amor por Su pueblo? ¿Cuánto de su vida de oración solo es ruido?

Lea Isaías 29:13

  • ¿Cuál es la diferencia entre honrarlo con nuestros labios pero teniendo el corazón distante de Él?
  • ¿Cómo ser completamente honestos con Dios, tener nuestro corazón involucrado plenamente en la oración y además estar dispuesto a dejar por un lado nuestros propios deseos para que los de Él se cumplan?
  • ¿Qué cosa se necesita para orar con el corazón cercano a Dios, en lugar de distante de Él?

Lea Santiago 5:16

  • ¿Por qué necesitamos confesar nuestros pecados? ¿Quién se beneficia de esto?
  • ¿Estamos albergando cosas que no hemos confesado – falta de perdón, amargura, actitudes juzgonas, temor, orgullo, etc.? Todas estas cosas son una herramienta del enemigo.

Lea Mateo 6:9-13

  • ¿Si esta oración fuera respondida en su vida, cómo luciría? ¿Cuánto podría costarle?
  • Si usara esta oración del versículo 10 al interceder por otros, ¿qué pediría? ¿Qué cosas no pediría?
  • ¿Qué estorba la venida de Su reino?
  • ¿Cómo se puede hacer esto en el cielo? ¿Qué permite que Su voluntad sea hecha en la tierra?

Lea 1 Juan 5:14-15

  • ¿Cómo sabemos si estamos orando de acuerdo con la voluntad de Dios?
  • ¿Cuál rol desempeña su fe en la oración respondida?
  • ¿Se siente usted tentado a orar por cosas “pequeñas” o “fáciles”? ¿Por qué sí o por qué no?
  • ¿Cuáles cosas sabe con certeza que son la voluntad de Dios y por ello, puede orar con confiada certeza? Haga un listado específico de la Biblia.

¿Alguna vez lo ha sorprendido Dios con formas o maneras diferentes de orar? Cuando esté en su viaje, tal vez quiera experimentar con distintas formas o posturas de oración como cantando, adorando, orando la Escritura y haciendo caminatas de oración.

Entérese de más acerca del programa de misiones de corto plazo de OMF

Descubra más recursos de viajes de misiones

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.