¿Amas a tu esposa?

Yo: «¿Amas a tu esposa?»

Él: «¡Por supuesto!»

Yo: «¿Cuánto?»

Le hice la pregunta al joven después de que expresó su deseo de ir a una misión de tiempo completo.

Al vivir en mi país de origen, solía separar mi tiempo entre el hogar, la iglesia, el trabajo y los amigos. Pasé solo unas horas despierto con mi esposa. Durante la mayor parte de mi vida diaria estuve en actividades separadas de ella hasta que nos convertimos en misioneros.

Así que nos fuimos a otro país y comenzamos a asistir a la misma escuela de idiomas 4-5 días a la semana. Fuimos de compras juntos, al mercado, al restaurante. Básicamente, todo lo que estaba fuera de casa se hacía en conjunto debido a nuestra limitación de idioma. Nos necesitábamos el uno al otro para apoyarnos de una manera que nunca tuvimos en nuestro país. Dentro de la casa, así es, estábamos juntos. Nos reunimos todos los días de la semana, y no importa cuánto ames a alguien, eso es bastante difícil.

Así que le di al joven un consejo:

1. Fortalezca su matrimonio de todas las formas posibles antes de entrar al campo, porque todos los problemas que tiene ahora se ampliarán cuando se elimine la comodidad y la familiaridad de su país de origen.

2. Encuentre cosas agradables para hacer juntos que recarguen sus baterías internas.

3. Dejo el punto más importante para el final: Fortalece tu relación con Dios como pareja, pero también individualmente. Aprendí una humilde dependencia de Dios que nunca había conocido ni experimentado en mi país. Acudo a Dios todos los días por algo. Decepcionarás a tu cónyuge. Él te defraudará. Pero Dios nunca lo hará.

Lizzy Alexander, plantador de iglesias
(Equipo de JiaEn en Liuying, sur de Taiwán)

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.