Noticias e historias

ព័ត៌មាននិងរឿងផ្សេងៗ

¿De qué tienes miedo?

John y Tom son dos hombres comunes. Tienen poco más de veinte años y la vida está ante ellos. Las cosas parecen buenas. Ambos están casados. La esposa de John está esperando su primer hijo. Tom y su esposa tienen un niño pequeño. Sin embargo, su lealtad primaria no es hacia sus familias, sino hacia el Señor Jesús. Si les preguntas, dirán: «Jesús me rescató del poder de los espíritus malignos. ¡Él es más fuerte que cualquier otro poder! Todo el mundo necesita saber esto. Jesús es mi Señor y lo obedeceré».

Esto no es solo una expresión romántica. John y Tom viven en un país que está enfrentando dificultades económicas y es espiritualmente muy oscuro. La mayoría de la gente cree que la mejor manera de progresar es apaciguando a los espíritus y haciendo conexiones útiles de forma discreta para prosperar financieramente. Si te destacas, alguien más poderoso que tú hará tu vida difícil. Una expresión local es: «El clavo que sobresale debe ser golpeado hacia abajo». Sin embargo, esto no ha impedido que John y Tom compartan el Evangelio. Están convencidos de que es la única esperanza para su país.

Hace unos meses, John y Tom fueron encarcelados por compartir el Evangelio. En este país, la cárcel puede significar hambre, golpizas o algo peor. Personas de todo el mundo estaban orando por John y Tom mientras los días se convertían en semanas, y las semanas en meses. Recientemente, fueron puestos en libertad y se reunieron con sus familias.

¿Cómo se sienten ahora? Bueno, están tan comprometidos en compartir el Evangelio como antes. Si les preguntas sobre su experiencia en la cárcel, dirán: «Sin problemas. Nuestra misión sigue siendo la misma, solo que nos asignaron a un lugar diferente por un tiempo. Dos prisioneros más se convirtieron. ¡Gloria al Señor!»

Señor, por favor, dame el coraje de estos hombres fieles. Dame un corazón indiviso para obedecer tu voz. Amén.

Por una obrera en el Este de Asia

(Los nombres han sido cambiados)

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.