Cuidado de la Creación y Misión Urbana

¿Combustible para la fe?

Akhai* había visto morir a sus tres hermanos como resultado de la adicción al alcohol y tenía miedo de que le ocurriera lo mismo. Un día, su novia Ulzi* lo persuadió para que la acompañara a la iglesia. Fue por complacerla, pero le cambió la vida – allí escuchó el evangelio y recibió nueva vida en Cristo. 

Ya no necesitaba beber. Akhai y Ulzi se casaron y fueron guiados a servir a quienes batallan con la adicción al alcohol en Mongolia, para ofrecerles esperanza fundada en Cristo. 

El Señor llamó a Ben a ir y a trabajar con ellos. Ben es especialista en gestión de desechos y su corazón es a favor de la misión. ¿Cómo se pueden integrar estas dos cosas? Durante sus visitas, Ben vio el potencial de supra-ciclar (o de reciclar creativamente) los desechos para ofrecer combustible para su venta. Así es que capacitó al equipo de Akhai para que fabricara y usara las herramientas necesarias para procesar los deshechos. Akhai es un evangelista y líder talentoso y está por comenzar un trabajo similar en otras ciudades. Al ofrecer sus habilidades, Ben está ayudando a su ministerio a crecer y a ser auto-financiado. La gente está llegando a la fe y se están abriendo nuevas iglesias. Y el proyecto de “combustible de desechos” ha modelado una alternativa más limpia a quemar carbón, cuyo humo es un riesgo considerable a la salud. 

Terreno en común

Una sensación de pertenencia a un lugar particular es algo que comparten muchos en Asia Oriental. En Manila, conocí a Kamal*, quien a regañadientes había traído a su familia a vivir allí porque él no quería que sus hijos “crecieran entre armas”. Aunque el terreno de su familia estaba en una parte del país en donde la lucha sectarista había arruinado muchas vidas, él anhelaba volver allí. En su comunidad en la ciudad, muchos sufrían por la desnutrición y él recibió de buena gana la amistad del equipo que ofrecía capacitación en la nutrición para niños. 

En Bangkok, la gente de fe distinta está reuniéndose para discutir acerca de maneras para mejorar la salud y el bienestar de quienes viven en las comunidades pobres urbanas. Promover el uso de filtros de agua sencillos puede ser muy efectivo, genera empleo y además es asequible. El agua potable abre oportunidades para presentar a la gente al ‘agua viva’. 

Peter,* un ingeniero investigador talentoso, está trabajando en una universidad en una ciudad grande en Asia Oriental, ayudando a desarrollar tecnologías más sostenibles, mientras que busca ser testigo de Cristo entre sus estudiantes y colegas. 

Estos son ejemplos de cómo encontrarse con la gente de fe diferente en ‘terrenos en común’. Esto puede ayudar a construir confianza y amistad y también abre puertas para compartir el evangelio. Este evangelio es buenas nuevas en todo tipo de presentación. Para quienes están perdidos sin Cristo, para comunidades que quieren vivir de manera sostenible en su tierra, para los desplazados que buscan una vida nueva en las ciudades y para toda la creación—que ha sido dañada por el pecado humano. La Biblia tiene mucho qué decir acerca de las conexiones entre el pecado, la degradación ambiental y el desplazamiento humano.1 El remedio del pecado, conquistado por Jesús, el Señor de la creación, nos da el prospecto glorioso de la sanidad de todo el quebrantamiento y un descanso sabático eterno cuando Dios habite entre su pueblo en una creación renovada. 

Conocer a personas de fe diferente en ‘terreno en común’ puede ayudar a construir confianza y amistad y también puede abrir puertas para compartir el evangelio. 

Trabajadores migrantes

Cada año, millones de personas se mudan a las ciudades de Asia Oriental en busca de trabajo. A menudo, esto tiene resulta en la separación de sus familias y el gradual rompimiento de las comunidades rurales. Estos migrantes pueden estar más abiertos a recibir el evangelio en la ciudad y algunos de quienes llegan a la fe pueden ser llamados y capacitados para volver a casa como sembradores de iglesias auto-financiados. Allí, pueden compartir su fe mientras que aportan nuevas habilidades que ayuden a la gente a permanecer en sus comunidades de origen. Estas habilidades pueden facilitar cosas como la pesca sostenible y la ganadería, la reforestación y la ‘tecnología en tierras con pendiente’ para restaurar suelos degradados y siembra de cultivos comerciales, y ecoturismo que fomente la conservación de ecologías importantes. Modelar y capacitar en estas habilidades puede, entonces, contribuir a movimientos misionales de la iglesia en las ciudades.

La Iglesia está llamada a ser señal del reino de Dios. Al practicar, enseñar y llevar una vida que hable del descanso ssabático de la tierra, podemos ser parte del plan de Dios para invitar a los pueblos no alcanzados a su reino. Hay muchas oportunidades para que las personas con habilidades técnicas y corazones misionales para apoyar el ministerio para abrir iglesias en las ciudades de Asia Oriental. ¿Está siendo llamado a convertirse en un ‘trabajador migrante’ (o a enviar a uno) para Cristo?

David Gould 
Facilitador internacional para el Cuidado de la Creación

Puede encontrar una exploración más amplia del cuidado de la creación en la misión urbana en el ensayo de David The Church and Sustainable Cities in East Asia, en Creation Care and the Gospel, editado por Colin Bell &  Robert White (Lausanne  Library, 2016).

*Nombres ficticios para proteger su identidad
1Gn. 3:17-19, 23; 4:10-12; Dt. 30:15-20; Os. 4:1-3; Ap. 21:1-5, etc.

¿Orará usted por los ministerios del cuidado de la creación?

  • De gracias por estos ministerios diversos y la manera en que el cuidado de la creación brinda terreno en común para conocer a personas de fe diferente y construir relaciones. 
  • Ore por los trabajadores migrantes que podrían ser enviado se vuelta a sus pueblos de origen como trabajadores cristianos; que sean capaces de compartir su fe y abrir iglesias, pero también de amar a su prójimo de maneras que puedan ayudar a la gente a permanecer en sus comunidades de origen.
  • Ore que muchas personas lleguen a la fe a través del ministerio de recuperación en Mongolia. 

 

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.