Construyendo iglesias que sigan avanzando y creciendo

Al recorrer nuestra casa en la región rural del norte de Japón, notamos que las casas no están construidas para perdurar. Muchas personas aquí construyen sus propias viviendas. Aunque cada una tiene características diferentes, se espera que sean derribadas después de que una sola generación haya pasado.

Como líderes de la iglesia, ¿cómo podemos ayudar a las personas a comenzar a compartir su fe con quienes les rodean para que, cuando los misioneros se hayan ido, la iglesia no sea como esas casas de una generación? ¿Cómo puede la iglesia no solo evitar caer en decadencia, sino también continuar creciendo y prosperando?

La visión de OMF es un movimiento de iglesias autóctonas en el que las personas locales alcanzan con el evangelio a quienes les rodean. A medida que plantamos nuevas iglesias en Japón y trabajamos con pastores locales, necesitamos esforzarnos por comunicar que el evangelismo es una tarea de toda la iglesia y no solo de los misioneros.

Nuestra iglesia tiene menos de veinte miembros, desde niños hasta ancianos, y puede ser un desafío hacer que compartan el evangelio. Y (en sus 30 años) admitió que sus compañeros de trabajo no saben que él es cristiano. S fue bautizado en otra iglesia y aún no ha contado a sus padres sobre su fe. De alguna manera, es mucho más fácil evangelizar cuando se es un misionero extranjero, porque no hay la misma presión para encajar en la sociedad, y todos esperan que los extranjeros sean extraños de todos modos.

Algunas de nuestras ideas para fomentar el evangelismo entre los miembros incluyen predicar y enseñar sobre esquemas simples del evangelio. Un grupo de misioneros está desarrollando un curso sobre evangelismo que los pastores pueden adoptar y usar con sus propias congregaciones. Realizamos eventos sociales sencillos, como comer juntos en un restaurante, donde los miembros de la iglesia pueden invitar fácilmente a amigos. Nos reunimos con las personas individualmente y las invitamos a orar por tres amigos no cristianos para que puedan llegar a creer en Jesús.

Japón puede ser una sociedad donde es muy difícil destacar entre sus pares, lo que puede dificultar el compartir el evangelio. Por favor, ore para que podamos ayudar a construir un movimiento de iglesias autóctonas donde los cristianos locales sean audaces en compartir su fe.

Por Mark, un misionero de OMF

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.