Conectando con la comunidad a través de la caligrafía

Hacía mucho tiempo que quería aprender caligrafía japonesa, así que cuando entré en un antiguo edificio de dos pisos de la era Showa para asistir a mi primera clase de caligrafía japonesa, estaba llena de anticipación. Dentro encontré a varias mujeres practicando caligrafía en un gran salón de estilo japonés. El maestro se sentó al frente del salón, instruyendo a una de las estudiantes.

Esta clase tenía estudiantes de todas las edades, y todas disfrutaron del ambiente relajado y cómodo. La clase era mayoritariamente femenina, desde estudiantes de escuela primaria hasta jubilados, con algunos estudiantes universitarios.

Durante la clase, todos trabajaron en su propia caligrafía y no hubo muchas oportunidades para hablar. Así que le pedí a Dios que me ayudara a conectarme con las demás. Un día, tuve la oportunidad de conversar con una chica sentada a mi lado que estaba interesada en estudiar chino e intercambiamos datos de contacto. En otra ocasión tuve tiempo de conocer a una chica que quería mejorar su inglés, así que quedamos en hacer un intercambio de idiomas. Conocí a una tercer estudiante que era una joven china que trabajaba en Japón y estaba interesada en Hong Kong, por lo que a menudo salíamos a comer juntas. Dios me trajo a todas estas personas.

Durante la clase, copié las Escrituras usando caligrafía, y cuando la maestra me preguntó al respecto, le expliqué el significado de las Escrituras. Usar la caligrafía de esta forma fue una manera fantástica de contarle a la gente acerca de la Palabra de Dios.

Asistir a esta clase de caligrafía japonesa fue una experiencia única y satisfactoria. A pesar de la pandemia, pude conectarme con la comunidad, construir relaciones y difundir la Palabra de Dios, todo a través del arte de la caligrafía.

Por Selina, misionera de OMF en Japón

Oren para que los misioneros encuentren formas creativas de llegar a otras personas en Japón con las buenas nuevas de Dios.

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.