Nuestra instrucción: cuidar de los misioneros en Japón

Una de las cosas que me gustan de OMF Japón es que tiene dirección, un camino por el cual la organización desea avanzar. Todos sabemos que si vamos de viaje, es necesario saber cuál es la dirección en la que se hará el viaje – eso es lo que obtenemos de los valores organizacionales. 

Uno de los valores de OMF Japón es: Brindamos cuidado y desarrollo a los miembros—capacitación, equipamiento y apoyo para cada integrante en su vida y ministerio.  

Esto se toma de versículos bíblicos como, “A este Cristo proclamamos, aconsejando y enseñando con toda sabiduría a todos los seres humanos, para presentarlos a todos perfectos en él.” (Col. 1:28 NVI) y “Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros. De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros.” (Jn. 13:34-35)

Claro que deseamos hacer esto por los japoneses, pero también lo hacemos unos por otros en OMF Japón. Los valores de apoyar y cuidar, equipar y capacitar son todas maneras con las que ayudamos a los otros a madurar en Cristo para que juntos seamos testimonio ante el mundo que nos ve. 

Durante más de la mitad de nuestra carrera como misioneros, mi esposa y yo hemos servido en esta área de cuidado y desarrollo para los miembros con OMF Japón. 

Hemos servido a los trabajadores nuevos durante casi ocho años. Hemos recibido a personas en el aeropuerto, los hemos llevado a hogares que nosotros amueblamos, y los hemos ayudado a instalarse. Hemos ayudado con la administración que se requiere cuando se llega a un país nuevo—seguro médico, lecciones para conducir, gas, y agua. Hemos coordinado las clases de idiomas, enseñado acerca de la cultura japonesa y ayudado a los trabajadores nuevos a navegar los primeros dos años en Japón siendo misioneros. Hemos cuidado y capacitado, escuchado y explicado, hemos orado y animado. 

Ahora, Janet es la Coordinadora Pastoral y de Cuidado Espiritual y yo soy el Coordinador de Capacitación y Desarrollo para OMF Japón. Cuidamos de los misioneros—visitamos a la gente, escuchamos sus preocupaciones—ofrecemos orientación, aliento, brindamos materiales y dirigimos cursos. Juntos hemos dirigido muchos retiros espirituales y recientemente capacitamos a colegas en las habilidades para saber escuchar. 

Nosotros personalmente y OMF Japón como organización, viajamos en este “rumbo” de brindar el cuidado y desarrollo a los miembros. No lo hacemos solo por la salud y el bienestar de los misioneros de OMF Japón, aunque eso ya sería razón suficiente. Trabajamos para cuidar y capacitar a los misioneros para un ministerio de largo plazo y efectivo en Japón, para establecer su reino. 

El cuidado y desarrollo de nuestros miembros es uno de esos “rumbos” de OMF Japón, uno de nuestros valores. Por favor, ore que sigamos en esta dirección para que vivamos y prediquemos el evangelio fielmente en Japón. 

Por Peter, un misionero de OMF

¿Quiere usted orar por Japón?

  • Ore que OMF Japón siga avanzando en esta dirección, para que vivamos y prediquemos fielmente el evangelio en Japón.
  • Ore por quienes cuidan de la salud y bienestar de los misioneros: que hagan su mejor esfuerzo en el poder de Dios. 
  • Ore por los misioneros que están teniendo dificultades ahora mismo, ore que reciban el tipo de apoyo que más necesitan. 

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.