Celebrar la temporada navideña con los estudiantes universitarios de la clase obrera en DaShe, Kaohsiung (Taiwán) es una extravagancia sensorial. Cocinar pavos para exitar sus papilas gustativas y llenar sus estómagos. Comprar velas para cantar Noche de Paz para emocionar sus oídos y alegrarlos. Preparar decoraciones para el ambiente festivo para llamar la atención de sus ojos y hacerlos sonreír esta Navidad. 

Adicionalmente, pasteles de manzana aromáticos y velas con fragancias para recrear un aroma celestial. Compitiendo con el suave toque de los dedos para lograr que ese último caramelo decorativo se coloque en su lugar, en las casas de pan de jengibre para obtener un premio divertido. 

Los estudiantes vienen por la comida pero se quedan por la diversión. Llegan con sus temores y preocupaciones, pero sienten la paz y esperanza a través de las canciones, las risas y la comunión. Sienten que pertenecen. Vienen con sus amigos, pero escuchan de aquel que es más cercano que un hermano. Nuestra esperanza es que cada estudiante se emocione al conocer al bebé que nació en Belén, que los ama y anhela tenerlos en su familia de creyentes.

Por favor, ora para que los estudiantes vengan, tengan un tiempo de diversión y escuchen el verdadero mensaje de Navidad. Ora por Brian, quien predicará el mensaje de Navidad en chino, ora para que sea claro y honre a Dios con el mensaje. Da gracias a Dios con nosotros, por la posibilidad de celebrar Navidad de forma libre en Taiwán. Ora para que podamos traer este mensaje que da vida a los estudiantes de Taiwán y a los estudiantes internacionales. 

Start typing and press Enter to search