Felmar es un pescador en Pinalangga, un pequeño poblado en el suroeste de Samar, en las Filipinas. El ha pescado desde su niñez.

Su padre también fue pescador. Felmar creció viviendo en la costa, el océano era donde jugaba, era la fuente de su comida y el lugar donde creaban memorias con su familia.

Antes del tifón Yolanda en 2013, pescar era el sustento de vida de Felmar. Y aunque los tifones frecuentaban la zona, los peces eran abundantes y pescar era fácil.

Pero Yolanda cambió el escenario.

Los vientos se llevaron la mayoría de los arboles de las plantaciones de coco, así que los granjeros se convirtieron en pescadores y las redes reemplazaron al tradicional anzuelo. Con más pescadores, las poblaciones de peces se redujeron rápidamente.

Felmar ahora atrapa menos de la mitad de lo que hacía antes del tifón. En lugar de venderlo para obtener ganancias, por lo general alcanza solo para alimentarse él, su esposa y cuatro hijos. Así que para complementar los ingresos, ahora está criando gallinas.

Pero algo más cambió para Felmar. Luego de que la tormenta destruyó su casa y su bote de pescar, un grupo de cristianos apoyados por OMF fueron a ayudar a Felmar y a otros pobladores de Pinalangga para reconstruir sus casas y botes.

Durante el tiempo de la construcción, los vecinos fueron invitados a participar de un estudio bíblico y Felmar abrió las puertas de su casa temporal para realizar estos encuentros. Ahora Felmar no es solo un pescador, también es el pastor de la iglesia local en Pinalangga.

Felmar testifica que ahora que sigue a Jesús, su visión de la vida y de las cosas cotidianas han cambiado drásticamente. Cuando está en el mar, no solo ve formaciones rocosas, un gran mar o la tarea diaria de mantener a su familia; ahora lo relaciona todo con el Dios Creador que se preocupa profundamente por él y por el resto de la creación.

Qué apropiado que el significado de Pinalangga en el idioma local sea “amado”.

Start typing and press Enter to search