Doutora Jessie McDonald na sala de cirurgia do departamento feminino (concluído em 1916) no hospital da Missão para o Interior da China (M.I.C.) de Kaifeng. Atrás da paciente está a senhora M. E. Soltau, e uma enfermeira chinesa. A mobília da sala de cirurgia foi feita localmente.

Dr. Jessie McDonald en el quirófano del departamento de mujeres (construído en 1916) en el hospital Kaifeng (M.I.C.). Detrás del paciente está la Sra. M. E. Soltau y una enfermera china. El mobiliario de la sala de operaciones se fabricó localmente.

 

En la década de 1970, David, un ex soldado malayo que sufría de lepra, recibió atención de una enfermera de OMF en Tailandia: «Cuando Minka puso mi pie apestoso en su regazo para tratar mi úlcera, entonces supe lo que era el amor de Dios». ¹

Una misión médica como esta siempre ha sido parte del trabajo de OMF. Nuestro fundador, James Hudson Taylor, creció trabajando en la farmacia de su padre y luego recibió capacitación médica como preparación para el servicio en China. Allí descubrió que tratar a las personas físicamente también le brindaba oportunidades para compartir sobre Jesús, el sanador de almas.

Así que en 1866, cuando el Lammermuir zarpó, Hudson Taylor y los primeros trabajadores de la Misión al Interior de China llevaron consigo medicinas y equipo para poder establecer un hospital y un dispensario.²

Jesse McDonald: la primera doctora de la CIM

En 1913, la canadiense Jessie McDonald se convirtió en la primera doctora de la CIM. Se unió al médico misionero veterano Whitfield Guinness en el Hospital Keifeng, lugar donde sirvió por 26 años. El hospital de CIM era el único centro médico de la zona y los pacientes viajaban desde lejos para recibir tratamiento. McDonald se propuso tratar a todos los pacientes por igual, incluyendo a los soldados japoneses que invadieron la ciudad en 1939.

La habilidad médica de McDonald y su capacidad para desarrollar las instalaciones médicas y capacitar al personal chino le valieron un gran respeto. Pero también buscó «señalar al Sanador de las almas». Su gran gozo fue cuando un paciente y otras personas que conoció llegó a la fe en el Señor Jesús.³

O hospital em Kaifeng, Honan. Manhã das mulheres no dispensário, mostrando alguns dos carrinhos de mão por onde os pacientes chegam. A Sra. Guinness está de pé à esquerda. Fotografia: Dr. G. W. Guinness

El hospital de Kaifeng, Honan. Mañana de las mujeres en el dispensario, mostrando algunas de las carretillas donde llegan los pacientes. La Sra. Guinness está de pie a la izquierda. Foto: Dr. G. W. Guinness

Tratar la lepra, construir una iglesia

En 1951 y 1952, McDonald abandonó China a regañadientes y junto a sus colegas se mundaron a países vecinos. En 1956, la CIM abrió el Hospital Manorom, la primera instalación médica en el centro de Tailandia. El hospital adquirió una especial experiencia en el tratamiento de la lepra. La enfermedad está extendida en la zona y suponía un aislamiento social para los pacientes. Sin embargo, el hospital y sus clínicas remotas les dieron la bienvenida a los pacientes, incluso con sus llagas que nadie más se atrevía a tocar, y así empezaron a sentirse valorados y amados.

A través del trabajo, los enfermos de lepra también escucharon acerca de Jesús y pronto se formó una iglesia. De hecho, esta iglesia fue la primera en el centro de Tailandia. Poco después se desarrolló otra congregación cuyos miembros estaban físicamente sanos. Después de un tiempo de estar separados por el temor a la enfermedad, las dos iglesias se unieron, mostrando la realidad del evangelio en sus vidas. Hoy en día, varios líderes de la iglesia unida son ex pacientes de lepra.⁴

Actualmente hay alrededor de 100 trabajadores de OMF que prestan servicios en el este de Asia como médicos, cirujanos, dentistas y en una amplia gama de otras funciones médicas. Únase a nosotros para escuchar algunas de sus historias de demostración de amor en acción.

¡Alabado sea Dios por el testimonio de la misión médica pasada y presente!•

____________

¹ Rose Dowsett and Chad Berry, God’s Faithfulness: Stories from the China Inland Mission and OMF International (Singapore, 2014) p.88.

² Roger Steer, J Hudson Taylor: A Man In Christ (Bletchley, 2001) p.187.

³ God’s Faithfulness p.300.

God’s Faithfulness pp.90-95.

 

¿Orarías por nosotros?

  • Dé gracias por todos los profesionales médicos que han servido con CIM y OMF y el trabajo que Dios ha hecho a través de ellos.
  • Ore por los profesionales médicos que actualmente sirven en OMF. Ore para que sean animados por Dios y para que el Señor los haga fructíferos en su ministerio.
  • Ore para que más profesionales médicos consideren tomar su carrera y usarla transculturalmente en misiones.

Start typing and press Enter to search

Sattha Football Ministry