Tenemos el privilegio de ser parte de la Misión de Dios, al orar, ofrendar, enviar, servir, ir y movilizar, impulsados por su amor para proclamar su evangelio y hacer discípulos.

El día que recibí la guía de oración

Vale la pena esperar, luego de orar. Nuestro Padre abre caminos. A inicios de este año 2020, OMF New Horizons Brasil estaba planificando un viaje a Japón y a otro país de Asia Oriental con latinos no bilingües. No es usual, ya que para viajar a estos países de Asia se debe manejar un inglés intermedio para poder conversar. Pero, debido a la pandemia, lamentablemente no fue posible realizar este viaje.

Pasaron los meses y, de forma inesperada, nuestro Señor Soberano determinó hacer un llamado al mundo a través de esta pandemia, y llegó humanamente, la incertidumbre, pero Él no es silente, sino habla a través de su Palabra y dijo: es momento de seguir orando, esperar y seguir haciendo su voluntad en este tiempo.

A pesar de las circunstancias difíciles y dolorosas, por el rápido avance de la enfermedad, observamos el interés de Dios en salvar a todos y que mayor privilegio de participar de ello (1Timoteo 2:1-6) orando por todos los hombres porque eso agrada a Dios, el cual quiere que todos sean salvos y conozcan la verdad.

Fue así que pasaron los meses hasta agosto, dónde escuché la noticia que llegaron a Lima las guías de oración por Asia Oriental de OMF. Nuestro Señor no sólo quería que orará de forma general por el mundo, sino que ahora sea de forma específica por cada país asiático a través de esta guía y que no sea a solas, sino que muchos más se involucren.

Y así sucedió. Él dispuso corazones y el 24 de agosto llegó a mis manos la guía de oración. Soy bendecida y estoy agradecida por conocer la realidad de cada país de Asia Oriental, su pueblo, su cultura, su perspectiva, su diversidad religiosa, sus tradiciones, su contexto. Cada pedido de oración te enseña la gran necesidad de seguidores de Jesús en cada uno de los pueblos para que escuchen el evangelio y vivan para la gloria de Dios.

Las redes sociales son útiles para compartir el contenido de la guía de oración y más amigos se puedan sumar a conocer y orar por los países de Asia Oriental, los grupos de WhatsApp y amigos fueron mis aliados, y también mi familia.

Familia orando por Asia Oriental

Al leer la guía de oración de forma diaria y poder orar por la información descrita y los pedidos de oración, era viajar con la imaginación al futuro y poder visualizar con el corazón Apocalipsis 7:9 y disfrutar, el ver a una enorme multitud, de todo pueblo, de todas las razas, idiomas y etnias, y saber que contribuimos al cumplimiento de esta revelación con nuestras oraciones por Asia Oriental ¡qué gran privilegio!

Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos. Apocalipsis 7:9

A través de estas líneas, deseo de corazón que más se unan en oración. Esta guía es un gran recurso. Tengamos presentes que la tarea aún está inconclusa entre las naciones, y que japoneses, taiwaneses, coreanos, birmanos, filipinos, tailandeses, vietnamitas, chinos y demás asiáticos, están en búsqueda de Jesús, pero no lo encuentran todavía. Ellos fueron creados por Dios y están esperando el Evangelio.

Hay una necesidad urgente de orar y no quedarnos sin hacer nada ¡Nuestro Señor Jesús se está moviendo! Ellos están esperando escuchar el evangelio y ser discipulados. Necesitamos de ti ¿tienes tiempo para orar? Únete a nosotros y sé un latino que ora por Asia Oriental y se parte del cumplimiento de la Misión de Dios.

Mónica Valdez Mendoza

Start typing and press Enter to search