Este artículo fue originalmente publicado el 3 de abril. Y la última actualización es del 9 de abril.

Entérate de cómo la pandemia del coronavirus ha afectado a las iglesias, a nuestros obreros y sus ministerios en todo Asia Oriental. A continuación, encontrarás distintas actualizaciones y peticiones de oración, con otras informaciones para tener en mente.

Estaremos publicando información en esta página regularmente, mientras nos van llegando las noticias y peticiones de oración.

Japón

El 7 de abril, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, declaró un estado de emergencia para siete prefecturas (áreas locales de gobierno), de un total de 47. Esto incluye áreas en las que trabaja OMF, tales como Tokio, Chiba, Saitama y Kanagawa (todo alrededor del área de Tokio). El grupo de trabajo de COVID-19 de OMF en Japón, ha dado lineamientos sobre cómo los miembros de OMF en estas prefecturas (más de un tercio de todos los obreros) deberán conducirse durante el periodo de la crisis. Las reuniones, encuentros sociales y servicios eclesiásticos no deben realizarse de forma presencial. Los viajes y traslados se han limitado y se deben tomar medidas de distanciamiento social.

Las crisis por lo general ofrecen oportunidades para ser testigos y ministrar más allá de lo normal. Nuestra experiencia en desastres previos, tal como el terremoto del 2011, nos ha demostrado que el Señor nos ha puesto en este lugar para tiempos como estos.

En este momento, oren por cristianos que imiten a Josafat (2 Crónicas 20) al invocar al Señor, recordando su fidelidad, poniendo sus ojos en él, manteniéndose firmes y viendo cómo Dios rescata. Que también ellos puedan usar cada oportunidad para compartir su fe con familiares, amigos y colegas.

Por favor, ora:

  • Que los corazones y mentes de todos los misioneros estén fijos en el Señor en medio de la incertidumbre actual
  • Que el grupo de trabajo de COVID-19 de OMF Japón (que consiste en cuatro misioneros) sean fortalecidos y llenos de sabiduría para la toma de decisiones, ya que la vida normal y el trabajo continúa junto con reuniones frecuentes.
  • Por los miembros de OMF que toman medicamentos por condiciones de salud crónicas. Obtener prescripciones médicas requiere, por lo general, una consulta presencial con el doctor y ellos por lo general son reacios a recetar varios meses de medicamentos (que es lo que OMF recomienda en estos momentos).Para que los miembros se mantengan sanos y tengan acceso a los medicamentos que necesitan
  • Por aquellos miembros de OMF que están preocupados por los familiares que están en sus países de origen, especialmente por los que tienen padres de edad avanzada, los cuales no pueden visitar por restricciones de viaje.

Tailandia

Durante las primeras semanas de la pandemia del COVID-19, Tailandia fue ligeramente afectada. Sin embargo, a mediados de marzo la realidad cambió cuando los casos de infectados comenzaron a incrementar rápidamente. El 26 de marzo se declaró un estado de emergencia y hasta el momento las horas de toque de queda se han limitado desde las 10 pm hasta las 4 am.

La mayoría de los negocios y tiendas se han cerrado y las actividades públicas se han cancelado. Esto ha provocado un gran impacto en las personas menos acomodadas y menos capaces de lidiar con los cambios. Muchos han estado más preocupados de cómo conseguir alimentos, que del virus mismo.

Las reuniones presenciales están prohibidas, por lo tanto, las iglesias han cambiado sus plataformas a transmisiones online en Facebook, reuniones en Zoom o grupos de chat en Line. Cada vez más iglesias están buscando oportunidades para ayudar a los que más les ha afectado este cambio en lo económico. Pero debido a las restricciones en el transporte y viajes, esto también ha sido un desafío.

Por favor, ora:

  • Por los cristianos tailandeses y por los misioneros para que sean faros de esperanza, guiados por la fe y no por el temor.
  • Para que las iglesias vean oportunidades para servir.
  • Por los muchos tailandeses que se hacen preguntas sobre la vida y la fe en estos tiempos de crisis, y para que muchos comiencen a seguir a Cristo.

Taiwán:

David Eastwood, Director de Campo en OMF Taiwán, escribe:

Parece extraño que en Taiwán hemos estado preocupados por el coronavirus desde principio de año, pero a pesar de que el gobierno taiwanés ha establecido restricciones para quienes llegan desde el extranjero, la sociedad solo ha cambiado ligeramente. Mientras, hemos observado los grandes cambios en el resto del mundo y nos preguntamos si esto nos pasará a nosotros. El gran problema para nosotros ha sido que muchos misioneros debían volver a sus países para visitar a sus iglesias enviadoras y conectar con quienes los soportan, pero esto se ha visto interrumpido.

Por favor, ora:

  • Por los miembros de OMF que tuvieron que cancelar sus viajes a sus países de origen, y también por aquellos que ya estaban en sus países y no pueden regresar a Taiwán en estos momentos. Ora, especialmente, por aquellos que tenían planificado visitar a sus familiares que tienen complicaciones de salud y que ahora no lo podrán hacer.
  • Ora por los obreros de OMF para que sigan recibiendo el apoyo en oración, financiero y práctico que necesitan para que continúen con su ministerio. El tiempo que pasan en sus países de origen, es vital para renovar compromisos y conectar con nuevas iglesias.
  • Con todos los viajes de corto plazo cancelados durante el verano, muchas de las actividades fueron canceladas y los equipos se están preguntando cómo pueden alcanzar a las comunidades y escuelas locales durante este tiempo, aún con los recursos limitados que hay. Ora por sabiduría y creatividad para aprovechar cada oportunidad que se presente.
  • Ora por las iglesias y los cristianos taiwaneses, para que estén preparados para compartir la esperanza y paz que tienen en Cristo.

Camboya

Camboya se vio afectada por el COVID-19 relativamente tarde en comparación con la situación de Asia Oriental. El primer caso confirmado de un camboyano infectado se reportó a principios de marzo. Diez días después, cuando el gobierno declaró que las clases escolares y las reuniones religiosas se cancelaban, los camboyanos comenzaron a permanecer en sus casas. Las calles están quietas, como si fueran días feriados.

Los cristianos camboyanos reaccionaron rápidamente. Se detuvieron todas las reuniones presenciales y comenzaron a realizarlas de forma online, especialmente en las ciudades más grandes. Es fácil para los cristianos jóvenes (más del 50% de la población están bajo los 24 años de edad en Camboya) aprender estás herramientas tecnológicas. Están haciendo estudios bíblicos y reuniones de adoración online. Por otro lado, los cristianos que se encuentran en zonas más rurales también interrumpieron sus encuentros presenciales, pero se han mantenido conectados por llamadas telefónicas.

Por favor, ora:

  • Por cada cristiano camboyano para que pueda mostrar las nuevas buenas de Jesús y ayudar a las comunidades inspirados por el amor de Cristo (por ejemplo, que puedan educar a la población acerca del COVID-19, enseñar sobre cómo lavar las manos correctamente, etc.)
  • Para que aquellos temerosos del COVID-19 tengan oportunidad de escuchar las buenas nuevas de Jesús.
  • Por los obreros de OMF, para que puedan aprovechar el tiempo sabiamente y usen cada oportunidad para proclamar el evangelio.

Filipinas

Mark Chapman, Director Internacional para el Este de Asia Central y Director de Campo en Filipinas, escribe:

Me encuentro ocupado en estos momentos, buscando liderar al equipo en estos tiempos de crisis, al tiempo que mantengo en mi rol de Director Internacional para el Este de Asia Central, ayudando a los otros seis lideres en esta área, tratando de navegar estos tiempos difíciles. Me encuentro en el Centro de OMF en Manila, en la ciudad de Quezón y la situación aquí difiere en relación al resto de las islas en el país. Aquí, en Metro Manila, estamos bajo una cuarentena comunitaria con prohibiciones de traslado y viaje bastante restrictivas. La oficina de OMF está operando de forma remota. Los hogares reciben un pase por casa para que una persona pueda salir y hacer las compras de alimentos y de medicamentos. Todo se ha cerrado, exceptuando los supermercados y farmacias. Las calles están quietas. Hay puestos de control en las carreteras con policías y militares que hacen cumplir la prohibición de viajar. En la ciudad de Davao, donde muchos de nuestros obreros están establecidos, también se ha implementado un bloqueo similar, pero con restricciones que van en aumento.

Los reportes de casos confirmados siguen aumentando, pero se cree que las cifras reales son mucho más de lo pensado.

Los hospitales están llenos, hay pocos equipos de testeo y muchas personas no pueden permitirse ir al hospital cuando están enfermos.

La mayoría de las iglesias están realizando sus servicios de forma online y están usando plataformas como Zoom o transmitiendo en vivo por internet. Muchos cristianos están en la primera línea, trabajando en servicios hospitalarios. Algunas iglesias están distribuyendo comida a las zonas más pobres.

Por favor, ora:

  • Para que las medidas de cuarentena y restricciones de viaje sean exitosas para detener el esparcimiento del virus y que esto ayude a conseguir cierta capacidad en los servicios médicos
  • Ora para que las comunidades cristianas sigan siendo faros de esperanza y amor para quienes les rodean en estos tiempos difíciles
  • Ora también para que esta crisis proporcione nuevas oportunidades y puertas abiertas para el ministerio y para que el pueblo de Dios se levante como un agente de su gracia.

Mongolia

Mongolia respondió rápida y agresivamente al COVID-19 y hasta este momento (1 de abril), hay 14 casos, dos recuperados y cero fallecidos.

Los vuelos internacionales se han detenido hasta el 30 de abril, y gran parte del país se ha cerrado, incluyendo una prohibición de viajes nacionales. Hasta el momento, todos los casos han sido extranjeros viajando a Mongolia o mongoles regresando al país.

La Alianza Evangélica de Mongolia, la cual representa a la mayoría de las iglesias, se reunió con oficiales del gobierno para cooperar, donar mascarillas y alcohol gel. Con el objetivo de prevenir el contagio y en línea con las directrices gubernamentales, las iglesias han detenido sus reuniones. Algunas iglesias se reúnen de forma virtual a través de Facebook y el Seminario Teológico de la Unión Evangélica (UBTC por sus siglas en inglés) continúa ofreciendo cursos online.

Por favor, ora:

  • Por la salud y seguridad de los mongoles
  • Por los cristianos en Mongolia, para que recuerden la firme esperanza que tienen en Cristo y que compartan esa esperanza con otros.

Start typing and press Enter to search