El coronavirus (COVID-19) que ahora está propagándose globalmente ha tenido un impacto significativo en los ministerios de OMF en Asia Oriental y en nuestros centros alrededor del mundo. Sin embargo, estamos agradecidos porque, al momento de escribirles, ningún trabajador de OMF ha sido diagnosticado con el virus.

Queríamos dejarles saber cómo ha respondido OMF International a esta situación.
Hemos tomado varios pasos prácticos para proteger a nuestros trabajadores a medida que el brote se desarrolla:

  • Se estableció un equipo internacional de gestión de crisis para monitorear la situación al desarrollarse y así coordinar nuestra respuesta.
  • Nuestro Equipo Médico Internacional ha estado siguiendo muy de cerca el desarrollo del brote. Les han provisto a los trabajadores de OMF con actualizaciones frecuentes y consejos de pasos prácticos para reducir el riesgo de infección desde inicios de febrero.
  • A un nivel más local, los equipos de liderazgo de país y los asesores médicos han estado asistiendo a los trabajadores con los preparativos apropiados y planificación de contingencia para el brote y sus potenciales impactos.
  • Los líderes de equipo están trabajando de cerca con los integrantes de sus equipos para enfrentar las implicaciones de restricciones de viaje y consejo que van desarrollando los gobiernos.

Al desarrollarse la situación, también hemos cancelado o pospuesto:

  • Eventos o reuniones físicas para trabajadores de OMF.
  • Eventos para quienes apoyan, como noches informativas, eventos de misiones y reuniones presenciales de oración.
  • Colocaciones misioneras de corto plazo con Serve Asia que estaban por realizarse en los siguientes tres meses (hasta el 16 de junio). En las próximas semanas se tomará la decisión con relación a las colocaciones más tarde en el año.

Adicionalmente, siguiendo el consejo de sus respectivos gobiernos, una cantidad de centros OMF han cerrado sus oficinas y han solicitado al personal que trabaje de manera remota desde casa, cuando es posible.

Aunque algunos gobiernos han emitido declaraciones que exhortan fuertemente a los ciudadanos a volver a casa, hemos animado a los trabajadores que no están en contextos de alto riesgo a que continúen con sus ministerios a pesar de la situación actual. Dichas circunstancias de crisis a menudo presentan oportunidades para testificar y ministrar más allá de lo que se haría en ‘tiempos normales’. Sin embargo, OMF entiende y da apoyo a los trabajadores que quieren Volver a casa por razones médicas u otras.

Sin importar en dónde estén, los trabajadores OMF continúan buscando maneras prácticas de mostrar el amor de Dios a sus vecinos, de compartir las buenas nuevas de Jesús y de apoyar a las iglesias locales y creyentes en estos momentos difíciles.

Sam Wunderli, Director General Asistente
En nombre del Equipo de Liderazgo de OMF International

Start typing and press Enter to search