Camboya

កម្ពុជា

La belleza de la gente y paisajes de Camboya saltan a la vista.

Al mismo tiempo, abundan las señales de la trágica historia de la nación. La guerra en Camboya y el subsiguiente genocidio (1975-1979) dejaron detrás familias desintegradas y un legado de trauma. Hoy, muchos camboyanos se vuelven al budismo para encontrar esperanza.

Pero Dios le extiende al pueblo camboyano un tipo de esperanza diferente.

En los últimos 30 años, cientos de miles de camboyanos se han vuelto a Jesucristo y han encontrado vida en él. Nos sentimos privilegiados de enlazar los brazos con estos hermanos y hermanas para hacer discípulos y ver que los movimientos de las iglesias echen raíz.

98%

Budista

1%

Musulmán

Khmer

Lengua oficial

17 millones

Población

*Fuente: CIA World Factbook

Cómo empezó nuestra historia

El evangelio llegó tarde a Camboya. El primer misionero protestante llegó en 1923, tradujo el Nuevo Testamento en 1933 y publicó la Biblia completa en 1953. Su mensaje no fue bien recibido y pocos lo creyeron o lo obedecieron.

Qué hacemos

Nuestra misión es glorificar a Dios con la urgente evangelización y discipulado de las etnias de Camboya.

Deseamos ver comunidades de discípulos que siguen a Cristo en cada aspecto de la vida y se multiplican por toda Camboya y más allá.

Para ver el cumplimiento de esta visión estamos comprometidos a estas prioridades:

La oración es el primer paso crucial en nuestro trabajo. Buscamos la guía y fuerza de Dios, sabiendo que solo con el trabajo del Espíritu de Dios podremos ver vidas transformadas.


Roat había resistido a Cristo en cada oportunidad, pero los misioneros continuaron orando. Entonces, un día, Dios hizo una obra sorprendente.

Queremos ver una iglesia camboyana en áreas en donde hay poco o ningún testimonio cristiano. Buscamos los lugares y a las personas con la mayor necesidad espiritual y vamos a donde están.


Los aldeanos del remoto distrito de la provincia de Mondulkiri tienen poco acceso al evangelio. Esta realidad obligó a un matrimonio de misioneros a hacer las maletas y mudarse allí.

En todo lo que hacemos aspiramos a colaborar con las personas de Camboya. Tomamos una postura de aprendiz mientras invertimos en la iglesia camboyana, creyendo que Dios ha capacitado a las personas locales para alcanzar a sus propias comunidades.


En el noreste de Camboya, a pesar de las bajas tasas de alfabetización, las capacitaciones contextualizadas están ayudando a los pastores locales a hacer discípulos que hacen discípulos.

Jesús restaura vidas, integrando el bienestar físico, mental, emocional y espiritual. Los individuos en nuestro equipo tienen una variedad de habilidades y experiencias, las que ofrecemos esperando ayudar a los camboyanos a experimentar la plenitud de la vida en Cristo.


Pocos médicos sobrevivieron al genocidio camboyano de 1975-1979. Hoy, Dios está utilizando a los trabajadores de la salud para satisfacer las necesidades físicas y espirituales de los camboyanos.

Involúcrese

No hay un solo tipo de persona que se una a nuestro equipo.

Apreciamos la diversidad y creemos que Dios ha diseñado el cuerpo global de Cristo para trabajar codo con codo. Actualmente, estamos formados por 65 personas de 20 países diferentes. Cada persona aporta sus experiencias, pasiones y habilidades únicas a nuestro equipo, y estamos impacientes por ver a quién traerá Dios a nuestra comunidad.

Conéctese con nosotros

Somos un equipo de 65 personas de 20 países, sirviendo juntos por el bien del evangelio en Camboya.

¿Te interesa el trabajo que realizamos en Camboya? Nos encantaría que te involucres.

Recursos

Mantente conectado

Síganos en Facebook y Twitter para ver las últimas noticias, eventos, actualizaciones de oraciones y otras publicaciones de nuestro equipo. Envíenos un correo electrónico a kh.fdsa@omfmail.com si tiene alguna pregunta.

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.