Consejos de un atleta cristiano: Cómo el conocer a Cristo transforma el deporte

Con las Olimpíadas de Tokio en marcha, este es un buen momento para pensar en cómo nuestra fe y nuestros deportes pueden conectarse. Así es que le preguntamos a Hasina Boulter, trabajadora en OMF, qué consejo les daría a los deportistas cristianos.

Hasina está bien calificada para responder. Llegó a nivel olímpico en la natación, quedando en el pre-equipo para Madagascar en el 2000, y ahora sirve como maestra de natación con OMF en Filipinas. Puede escuchar más de su fascinante historia en nuestra entrevista completa .

1. Un logro no es igual a identidad

‘Nuestro deporte o nuestro logro no es nuestra identidad. Nuestra identidad está en ser la persona que Dios nos llama a ser. Pero yo tuve que aprenderlo. Lo recordé ahora durante la pandemia – las Olimpíadas fueron pospuestas, no hubo galas ni competencias, ¡pero la vida sigue!

‘Pienso que a veces tenemos expectativas tan grandes, no cumplidas de la vida que luego insistimos en metas que tal vez no son sanas. Así es que, los que conocen a Cristo, pueden preguntarle, “¿Debo hacer esto o no?”

‘Estoy segura de que ha escuchado de la película Carros de fuego. Eric Lidell habla de sentir el regocijo del Señor mientras corría. Desde que llegué a conocer a Jesús, puedo decir “que mi natación sea para tu regocijo, Jesús.” Eso no lo sabía antes. Yo nadaba por mí. Nadaba por mis entrenadores. Nadaba por mi país. Pero ahora, nado por Jesús, enseñando para él.’

2. Use los deportes para construir puentes

‘Tome el deporte que él le ha dado como herramienta para construir puentes entre usted y los no creyentes.’ Use el deporte para ser un puente con los no creyentes y encuentre el terreno común allí y hable con ellos y sea genuino acerca de su fe. Busque a Dios primero y Su justicia y todo lo demás le será añadido.

No trate a las personas como proyectos, pensando, “Ok, voy a encontrarme con mi amigo y voy a ‘salvarlo’”. Mejor solo nademos juntos, o hagamos el deporte juntos o platiquemos al respecto y compartamos un poquito de nuestras vidas. Luego, ore que el Señor obre con ello. Sea un amigo genuino y así, podrá presentarles a su mejor amigo!’

3. Sea un competidor humilde

Se puede ser un competidor humilde por Jesús. ‘¡Eso lo tuve que aprender, también!’, dice Hasina.

4. El deporte es un lenguaje internacional

‘Aunque usted no sepa el idioma del país en el que está, el deporte puede tender puentes. Eso es porque las reglas son las mismas alrededor del mundo. Así es que puede usarlo como rompe hielo y el resto sigue por su cuenta. Pienso que la gente incluso puede tener un partido sin una conversación. Ese es el lenguaje con el que comenzar. Así es que no se desanime diciendo, “Ah, pero es que yo no hablo el idioma”. Solo proceda. Si él lo está llamando, él lo equipará para ello, también.’

Pasos siguientes:

Compartir este post

Participe

¿Tiene alguna pregunta? Envíenos un correo electrónico.

Para poder atenderle mejor, rellene todos los campos (obligatorios). Su consulta será enviada al equipo de OMF correspondiente.

Contact Form - ES

Al seleccionar Enviar, acepta que podemos procesar su información de conformidad con los términos en nuestro Política de Privacidad.

OMF International tiene una red de centros en todo el mundo.
Si su país/región no figura en la lista, por favor seleccione nuestro sitio web Internacional.